1919. La Semana Trágica. “Pesadilla” (Parte I)
Revista SCHOLÉ 20 agosto, 2019

Hace 100 años

La huelga

El 3 de diciembre de 1919 se inicia en los talleres Vasena, en aquel entonces la empresa metalúrgica más importante del país, una huelga en protesta por las duras condiciones laborales que incluyen jornadas de trabajo de once horas. El éxito de la protesta se fundamenta en los piquetes que dificultan la llegada de la materia prima desde los galpones hacia la fábrica. La respuesta de la empresa son rompehuelgas autorizados a portar armas. Poco a poco, la situación se hace más y más tensa. En diferentes momentos, se dispara contra los huelguistas.TALLERES VASENA LA SEMANA TRÁGICA / PESADILLA
Transcurren los días. Los trabajadores en paro ganan el apoyo de los vecinos y otros sindicatos. Sostenidos por el poder de la policía y por el de grupos de civiles armados, la empresa se niega a cualquier encuentro con los dirigentes obreros. Sin embargo, no logran quebrar el ánimo de los huelguistas. Con el inicio del año también crece la tensión, hasta que. el día 7 de enero. estalla una feroz represión con armas de fuego que provoca la muerte de varios obreros. La violencia, ejecutada por fuerzas policiales y parapoliciales, toma las calles. Los dramáticos sucesos que ocurrirán durante la siguiente semana quedarán registrados no –como esperaríamos hoy– en fotografías sensacionalistas, sino en imágenes impactantes generadas por la letra de un periodista, en una crónica única para la literatura y el pensamiento político: publicada en yiddish, idioma hablado por los judíos inmigrantes de Europa oriental, bajo el título Koshmar (Pesadilla), el escrito relata día a día los sucesos de los que su autor, Pinie Wald, también es actor. A un siglo de lo sucedido, parece significativo volver a recorrer la Semana Trágica bajo el hondo peso de sus palabras.

Día 1

Policías, bomberos y rompehuelgas inician una feroz represión en la esquina de Pepirí y Amancio Alcorta, en las cercanías del local sindical de la Sociedad de Resistencia Metalúrgicos Unidos (SRMU). Parecen no importar muertos o heridos. De los fusiles sale la furia mortal contra los huelguistas de los talleres Vasena. Así lo describe Pinie Wald en su crónica:

Siete de enero
El escuadrón abrió fuego sobre los huelguistas de la fábrica metalúrgica Vasena. Los adoquines del empedrado quedaron rociados con sangre.
El número de muertos y heridos es indefinido. Las calles se encuentran sitiadas, rodeadas por un cordón armado. No se puede llegar hasta el lugar de la matanza. Son muchos los caídos, y en el estado de ánimo de los que quedan se entremezclan y confunden la tristeza con el pánico, la venganza y el espíritu de lucha. Ese espíritu se expande, golpea en cada vivienda, en cada corazón; se convierte en efervescencia, en un elemento de la naturaleza. La ciudad arde este verano.1


1. Wald, P. (2019). Pesadilla (Diario de lucha de la Semana Trágica). Buenos Aires: 90 intervenciones, p. 16. (Primera edición: 1929).