1969. La Misión Argentina
Revista SCHOLÉ 11 diciembre, 2019

¿Qué importancia podría tener el hecho que aquí relatamos? ¿Qué valor pedagógico le asignamos frente a tantas temáticas exigidas a la educación? Una competencia de autos parece un tema trivial. No obstante, las lecturas sobre la carrera de Nürburgring de 1969 portan perspectivas sobre el problemático crecimiento industrial de la Argentina.

La planta de Santa Isabel nació marcada por una perspectiva sobre el desarrollo automotriz de una empresa de origen norteamericano con una política productiva en los países en vías de desarrollo muy diferente a la que tenían General Motors, Ford o Chrysler, tres compañías que dominaban el mercado. El Torino fue la expresión material de esa perspectiva. Con el tiempo, la planta se transformó para asumir su nueva identidad vinculada a Renault.

El último Torino se produjo en el año 1981 en un mundo en el cual ya no podía tener lugar. En 1973, tras la guerra de Yom Kipur y el boicot petrolero, hubo un giro sobre el uso de combustibles fósiles. Aunque las sociedades siguieron siendo dependientes del petróleo, sus caras se fueron transfigurando. Comenzaba el declive del Estado de bienestar. Poco después llegarían autos más eficientes y la revolución conservadora de Margaret Thatcher y Ronald Reagan.

La Misión Argentina


Respecto de la trivialidad o banalidad de los temas, bien vale recordar las palabras de Stephen Jay Gould: “Todo aquel que no capte la íntima yuxtaposición que se da entre lo vulgar y lo académico tiene una visión de la vida o bien excesivamente refinada, o bien excesivamente compartimentada. La fascinación abstracta y la visceral son igualmente válidas y no están tan lejos la una de la otra”.3

 

La Misión Argentina


3. Gould, S. J. (1995). La sonrisa del flamenco. Barcelona: Crítica, p. 56.