Incluir la mirada de género en la escuela
Carolina Guevara 23 agosto, 2019

La experiencia del Programa Provincial de Prevención “Escuelas Libres de Violencias de Género”

“Escuelas Libres de Violencias de Género” capacitó, desde 2016, a más de 1200 docentes de nivel Inicial, Primario y Secundario, articulando con 282 municipios y comunas del interior provincial. El Programa continúa con la capacitación de educadores de nivel Superior (Institutos de Formación Docente) para incentivar el potencial preventivo de las instituciones educativas y socavar la reproducción de desigualdades. Consiste en instancias presenciales de taller y otras virtuales.

El Programa Provincial de Prevención de las Violencias de Género en el Ámbito Educativo (ELVG) es una propuesta de capacitación desarrollada mediante acciones y recursos coordinados entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el Ministerio de Educación del gobierno de la provincia de Córdoba.

Se implementa a partir de octubre de 2016 en el marco del sistema educativo formal, entendiéndolo como un área pública prioritaria y privilegiada para la prevención de las violencias de género, a través de acciones para la transformación de bases y patrones culturales que reproducen las desigualdades e inequidades de género. En este sentido, pretende alcanzar a un gran número de establecimientos escolares de la provincia de Córdoba en sus distintos niveles y modalidades: Inicial, Primario, Secundario, Superior e Institutos de Formación Docente tanto del ámbito estatal como del privado.

Desde su creación, el Programa propicia la incorporación de contenidos vinculados a la problemática de las violencias de género en los lineamientos curriculares. Según Alejandra Morcillo, una de las coordinadoras del Programa:

El eje central está puesto en la capacitación a docentes y directivos a través de distintas estrategias pedagógicas vinculadas a contenidos relacionados a las violencias de género que, por un lado, posibiliten el abordaje de la temática en el aula con actividades que involucren a la comunidad educativa y que, por el otro, garanticen la incorporación de herramientas teórico-prácticas y de información que contribuyan a dar respuesta adecuada y oportuna ante situaciones de violencias de género y para la implementación de la Educación Sexual Integral de manera transversal en las instituciones. (Entrevista personal, 30 de julio de 2019)

En un país donde está vigente el respeto por los derechos humanos, las violencias de género son inaceptables. Conocidas más frecuentemente como violencias hacia las mujeres, el concepto también ha ido incorporando las desigualdades y violencias a las que están expuestas las identidades disidentes, como las del colectivo LGBTTTIQ+1; se trata de un problema social que afecta a todos los niveles socioeconómicos y culturales por igual en todos los espacios donde desarrollan sus relaciones interpersonales, incluidas las instituciones educativas.


1. LGBTTTIQ+ refiere al colectivo de personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, travestis, transexuales, intersexuales, queers y otras identidades disidentes.


Lic. en Comunicación Social (FCC-UNC).
Doctoranda en Políticas Públicas (IIFAP-UNC).
Capacitadora del Programa Provincial de Prevención de las violencias de
género “Escuelas Libres de Violencias de Género”, del Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos de la Provincia de Córdoba.
Actualmente coordina la Organización “Hablamos de Amor Córdoba” que
trabaja en la prevención de violencias en noviazgos y relaciones
sexoafectivas adolescentes.
Se ha desempeñado como integrante del equipo Consultor de UNICEF Argentina.