Schole
Experiencias pedagógicas
Experiencias Pedagógicas: Escuela ProA (Córdoba, Capital)
Adriana Fontana 20 diciembre, 2018

A cuatro años de aquella entrevista, Paula nos cuenta:

¡Las chicas y los chicos que egresan el año que viene, para nosotros, son TODO! ¡Todo nuestro afecto está depositado en ellos! Hicieron toda la Secundaria en esta escuela. Pasaron por todo: el cambio en los horarios, en los tiempos, en el currículum. Los tiempos aquí son muy diferentes [compara con el horario clásico de las escuelas secundarias]; son más horas y la actividad es más intensa: tienen materias de la orientación desde primer año, es decir, hay nuevos espacios curriculares que se suman a los que ya tienen en cualquier escuela secundaria, les proponemos otra forma de evaluar. Los profes que tienen vienen con todas las ganas de enseñar, nunca están solos. Acá no existe eso que se llama “hora libre”: cuando un profe falta o no puede tomar la clase, hay quien la da o están las actividades en el aula virtual; están los clubes. Además, la mudanza: un nuevo lugar, más grande, más lindo. Más lindo, sí; ahora, también implica volver a habitar la escuela. La escuela no cambia con el edificio nuevo, pero estos chicos tuvieron que situarse en una nueva escuela y ahora -desde marzo de este año- reubicarse en un nuevo edificio. Es hermoso, hay luz por todos lados, los patios son grandes, tenemos tres pisos, metegol, zona de juegos, todos chochos con los pufs, el ping pong. Es divino, pero también es un cambio que hay que procesar. Este cambio muestra lo sustancial: la escuela no es el edificio; la escuela es la propuesta que les hacemos. Y ahí, te diría, hemos logrado tramar una fuerte identidad: el sentimiento de pertenencia a la escuela va más allá del edificio.


Alumnos frente a computadoras.


Alumnos frente a un panel de expositores.


La escuela ProA de Córdoba Capital se abrió en 2014. Provisoriamente estuvo ubicada al norte de la ciudad, una zona periférica. Los chicos llegaban a la escuela en un micro que pasaba a buscarlos por sus domicilios. En general, su lugar de residencia estaba muy alejado del lugar en el que la escuela comenzaba a funcionar. Esta sede compartía el edificio de la Escuela de Suboficiales y Agentes de la Policía de la provincia de Córdoba, situada en el medio de un descampado, rodeada de fábricas, en medio de barrios urbano-marginales. Era de difícil acceso. La promesa del “edificio propio” traccionaba hacia delante; se gestó allí una gran expectativa. Recuerda Delia, la secretaria de Educación, el día de la inauguración:

En aquel momento era ahí o no era. Los recursos no caen del cielo. Hay una creencia, equivocada, acerca de los fondos inacabados del Estado. Es difícil transmitir que cada paso que se da en la concreción de una posibilidad en la política hay que trabajarla, tra-ba-jar-la. La política es acción y es trabajo. Y el trabajo lleva tiempo, esfuerzo, los resultados no se ven de un día para otro. Hay que sostener los objetivos, las acciones y tener perseverancia. Después de eso, es probable que ocurra lo que hoy nos está pasando: festejamos, tenemos la alegría de haber compartido el trabajo por lo que queremos 4.


4. Entrevista realizada a Delia Provinciali, secretaria de Educación de la provincia de Córdoba.



Profesora para la Enseñanza de Educación Primaria (Escuela Normal Superior n.º 4).
Licenciada en Ciencias de la Educación (UBA).
Magíster en Diseño y Gestión de Programas Sociales (FLACSO).
Docente de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA).
Directora del ISEP.